lunes, 19 de junio de 2017

DESAFIANTE VOCACIÓN!

Diomaris Tolentino nos comparte su experiencia de Ejercicios Espirituales.

La noche del viernes 2 de junio del presente año inicié una experiencia de Ejercicios Espirituales junto a otras 14 compañeras que, al igual que yo, están en búsqueda de la voluntad de Dios en sus vidas, acompañadas por hermosas mujeres Hijas de Jesús que guiaron esta experiencia de una forma excepcional.

La principal pregunta de esta noche fue: ¿Por qué estoy aquí? ¿para qué? Se nos pidió realizar un dibujo para expresar esto. Yo, que había llegado con deseos de dibujar busqué en mi mente cómo quedaba más bonito: yo en las manos de Dios dispuesta hacer lo que Él quisiera o un barquito pequeñito y frágil pero dispuesto (yo) en el medio del mar (misión) con un sol inmenso que rodeaba todo (Dios). Terminé decidiéndome por el último, pues realmente así me sentía en aquel momento y además era más fácil para dibujarlo. ¡Qué bonito se veía aquello! No había nada más qué buscar, ya había descubierto el sentido de aquella experiencia! 

No quería ver la vocación como un desafío, pero el silencio pronuncia palabras que jamás pensamos escuchar y desata conflictos internos tan aterradores que quieres huir de ti y a la vez tan armoniosos que es imposible no quedarte allí... escuchándote en el silencio.

Bastó llegar al siguiente momento para que aquel barquito, muy dispuesto minutos antes, sintiera que iba a la deriva. Ya quería seguir a Jesús, pero quería ayudarle a discernir un poco a dónde enviarme... ¡Vamos! Era sólo por ayudar, tiene tantas cosas difíciles por hacer este Jesús... ponerme a pensar en mí misma por ejemplo.  A este primer día le llamé: "Desconcierto y despertar de los sueños", pues al cantar "Aquí van mis trabajos y mi fe, mis mates, mis bajones y mis sueños..." sentí renacer los sueños que había sentido pero que, en algún momento de la película de mi vida (no recuerdo cuándo), los había puesto en pausa y empezado a reproducir otro canal. 

¿Qué quieres de mis pies?¿qué quieres de mis manos?¿qué quieres de mis ojos?... ¿Qué quieres de mí? Pues yo, que creía que ya me lo sabía todo, empezaba a sentir que antes de amarle, buscarle, necesitaba sentirme amada, sentirme buscada para entonces buscarme a mí misma y amarme, porque ¿quién puede amar antes de haberse sentido amado y amarse? Podrá sentir otras cosas más, no amor.

"¿Qué quieres que haga por ti?" Me preguntaba Jesús, siempre tan creativo, ya sabía Él lo que yo quería, pero le encanta que le diga las cosas que ya sabe, y bueno: "Que yo vea, que vea mi vida con amor, que por encima de mi querer pueda ver tus deseos en mí, que son mis verdaderos deseos. No quiero seguir pidiendo limosna, mendigando amor..." Al parecer estaba yo bien necesitada, porque de inmediato respondió: "Recobra la vista". Me lo dijo con tanta ternura que aún siento el susurro suave en mis oídos.

Esta nueva vista recibida no fue para ver lo que acontecía en aquel momento. Fue verlo a Él en cada uno de los pasos dados en todo lo largo y ancho de mi historia. Fue un ver "Para dónde salí cuando salí de tus manos" y ver que la respuesta de "hacia dónde iba" era el mismo "De dónde venía"... "En ti estoy, de ti vengo, a ti voy..

Pensaba yo que estaba muy entregada a Dios, siempre dispuesta a todo. Resulta que me había pasado este tiempo en Belén con los pastores, observando sin involucrarme, con una casa con puertas y ventanas entreabiertas, frenando a Dios con mis excusas, siguiendo otras propuestas que no son de su bandera. Sorprendida quedé al ver que mi tipo de respuesta ante la llamada de Jesús era la del Joven Rico.

El desafío de una vocación es la respuesta a la llamada, un sí constante. No es algo de un día, un mes o un año, es cada momento decidirse, optar "...solamente deseando y eligiendo lo que más nos conduce para el fin que somos criados" (EE 12)

Y bueno, ya podrán imaginarse que el domingo, al irme me fui con más preguntas de las que llevé (realmente no había llevado). Y no bastó con darme cuenta de mi situación, sino que ahora cada día debo descubrirme, cuidarme, sentirme amada, para entonces así poder amarme y amar a otros. Y aunque la experiencia me llevó al puerto de donde había salido, ahora me falta remar mar adentro, pero no sin antes arreglar este barquito, que se dio cuenta que tenía muchas piezas descompuestas..

domingo, 18 de junio de 2017

"DIOS ME HABLARÁ CUANDO ÉL ASÍ LO DISPONGA"

Recuerdo que tengo ya dos años preguntándome: ¿qué quieres de mí Señor?, una pregunta que desde primera etapa de campamento me planteé y al llegar la primera jornada, más peso tenía en mi corazón. 

Con la primera jornada pude ver que son muchas las vocaciones, que no sólo se resumen en el matrimonio o en la vida religiosa, y para ser honesta fue la jornada en la que más dudas tuve, en la que peor me encontraba, pues mi desesperación era tan grande que dejaba que me carcomiera.

Pude ir entendiendo que Dios no me habla cuando yo quiera, sino cuando él así lo disponga, y fue algo que me costó, y que aún trabajo con ello. 

Ya en la segunda jornada pude conocer las distintas llamadas, y sentirme aún más llamada. Saber que Dios elige a personas normales, con pecados, me ayudó a dejar de sentirme tan pequeña para los planes que él tenía conmigo. Entendí que por más que queramos evitar ese llamado, no podemos, pues siempre está ahí, en nuestro ser. 

Tercera jornada, un fin de semana que necesitaba tanto, al que llegué con preocupaciones, miedos, dudas..., tantas cosas dentro de mí que habían surgido en esos 7 meses en los que había iniciado proceso vocacional. A raíz de una reflexión pude darme cuenta que Dios me quiere para algo importante, pero que con mi desesperación no podía ver con claridad, y en ese momento de luz supe que aún no es mi tiempo, por primera vez sentí una llamada, en la que me decía que él a su tiempo me indicaría qué hacer. 

No voy a mentir diciendo que ya no tengo dudas, o que estoy cien por ciento segura de mi vocación, al contrario, pero algo sí puedo decir: estas jornadas me han enseñado a no detenerme por miedo, por creer que no voy a poder, me han dado fuerza a seguir adelante, dar ese primer paso, a seguir en constante búsqueda, y sobre todo a AMAR Y SERVIR.

Madelyn Núñez, alumna del Politécnico N.S.de las Mercedes

Madelyn cuenta con nuestras oraciones para escuchar y responder a la llamada de Dios en su vida.

"ENSEÑAME TU MODO DE AMAR" Isairis Valerio nos comparte su proceso vocacional

Desde muy pequeña siempre fui catalogada como la niña tímida, boba y buena, porque era pacífica y no me gustaba pasar el día entero en movimiento, pero disfrutaba jugar. Siempre fui buena ante los ojos de los demás, porque tenía razones para serlo, lo primero que me enseñó el proceso de jornada vocacional fue que yo soy buena sin justificación aparente, cuesta creerlo y aceptarlo porque me lo habían dicho tantas veces pero yo no lo había aceptado.

Recuerdo que en la primera jornada tenía preguntas y, muchas de las que me hacía, ahora entiendo que simplemente las había olvidado pero ya estaban desde hace algunos años. También recuerdo que me preguntaron ¿Con qué vengo? Y yo me quedé asustada, porque no encontraba respuesta, el miedo siempre ha sido uno de los sentimientos más raros a mi parecer, como dice mi acompañante "o te hace actuar o te paraliza", en mi caso dije lo que tenía que decir, pero no lo que sentí porque si lo hubiese hecho recordaría la respuesta, como recuerdo el primer pensamiento que tuve ante la frase "vengo conmigo".

Lo que más me marcó de segunda jornada fue la historia de Pablo, su vida y su forma de transformar y entender que todo ese odio ante los primeros cristianos no era su propósito. A mí me ayudó a creer de verdad en que cuando Dios obra y tiene un propósito sólo hay que decir sí, porque el no busca personas sin defectos busca personas que atraviesa por situaciones humanas se equivoca pero decide seguirle porque confía en su misericordia. En esa misma línea creí en el perdón de un Dios amoroso que sólo quiere que sus hijos crean y le crean a él, como nos dijo una de las religiosas en una ocasión.

Tercera jornada llegó, en mi caso con más entusiasmo que las anteriores, pues ya había asistido a Misión 2017, la cual fue una experiencia maravillosa, llena de nuevas dudas y algunas respuestas.

En está ocasión mi atención estuvo puesta en "El para qué" de uno de los carteles y me hacía esa pregunta en muchas ocasiones y siempre fue una respuesta relacionada con regalar la vida, con amar y con ayudar a otros no sólo a saber que Dios existe, ni a creer en ello, sino a aceptar y confiar en que hay algo más grande que nosotros que nos ama, que no nos abandona y lo va a seguir haciendo sin importar que el mundo nos crea "locos", sin importar que seamos diferentes; yo en cierto modo pienso que se alegra mucho de que seamos diferentes y quiere que lo adoremos regalando nuestros dones que él nos ha brindado desde nuestra forma tan humana de ser. 

Todo esto que cuento ahora me ha costado esfuerzo aceptar, entender y creérmelo, porque es fácil decir y escucharlo pero difícil es luego creérselo y vivirlo día a día y por eso siempre pido a Dios la gracia de no perder estos descubrimientos y de vivir según su propósito. Por lo que acabo de compartir que es poco comparado con todas las experiencias que he tenido y todas las personas maravillosas que he conocido, agradezco a Dios por todas esas bendiciones que me han guiado por su camino.
                                                                 Isairis Valerio, 
                                                  Alumna del Politécnico N.S. de las Mercedes

Acompañemos con nuestras oraciones a Isairis en sus búsquedas para que encuentre su Camino y su Verdad.

viernes, 9 de junio de 2017

CLUB DE LECTORES MADRE CANDIDA

El Centro Educativo Politécnico Virgen de la Altagracia se llenó de alegría con el reconocimiento al CLUB DE LECTORES MADRE CÁNDIDA, organizado por la Biblioteca del centro. 

Cada año crece el número de niños, niñas, adolescentes y jóvenes que visitan la biblioteca en busca de nuevos y divertidos aprendizajes, a través de los libros. Este Año Escolar una niña de 2do grado de Primaria llegó a leer unos 105 libros. Es un hábito que que se va contagiando en todo el ambiente escolar.     

PORQUE LEER ME FASCINA, ES TAN DIVERTIDO LEER




 
 








miércoles, 7 de junio de 2017

Ejercicios Espirituales Jóvenes en Búsqueda

Encontrando nuestra música.

Del 2 al 4 de junio en Santiago, 15 jóvenes emprendieron una aventura interior de  encuentro consigo misma y con Dios. Iniciaron la experiencia con mucho ánimo y liberalidad: con deseos de disponer toda su persona para dejarse mirar por Dios.

El silencio y  la apertura interna fueron un medio muy eficaz  para descubrirse cuidadas y amadas por Dios desde siempre y por siempre. 

Acompañadas por Dios fueron haciendo  un recorrido por su historia, experimentando con mucha fuerza, que son criaturas suyas pensadas y enviadas a ser luz.
Acompañemos a estas jóvenes con nuestras oraciones, confiémosles a María nuestra Madre sus deseos de Amar y Servir.








lunes, 5 de junio de 2017

EJERCICIOS ESPIRITUALES VOCATIVAS

Demos gracias a Dios Padre por la experiencia de los Ejercicios Espirituales que vivieron un lindo grupo de jóvenes que están en proceso vocacional, abiertas a buscar y hallar la voluntad de Dios en sus vidas. 

"Dame tu AMOR y tu GRACIA que esta me basta".


domingo, 4 de junio de 2017

POESIA A CANDIDA MARIA!

Desde muy pequeña
Bondad brindó
Recibió un llamado
Y dijo: 
“Yo solo para Dios”


No sabia leer,
Mucho menos escribir El llamado era tan grande
Que la hizo persistir.





                      
 Quería enseñar y educar
Gracias al llamado
                                 Lo pudo lograr.

Cándida María
Llena de amor
Y fundadora de
Nuestra Congregacion.

Dondeno hay sitio
Para mis pobres,
No hay sitio para mi
Decía Cándida Maria
Sin nada recibir.

El mundo es pequeño
Para mis deseos,
A mayor Gloria de Dios
Es lo que yo quiero.

Hija de Jesús
Buena y luchadora
Es nuestra querida madre
Y educadora.

No hay nada más bonito
Que algo pequeño hacer,
Para después mirarlo
Y verlo crecer.

Juanita desde siempre
Quería educar, porque
Desde pequeña su
Vocación pudo encontrar. 
                          
Heidy Martínez Marcelo
Alumna del CEPVA

viernes, 2 de junio de 2017

Mi experiencia del Aniversario 172
de la Madre Cándida

Esta vez eran muchas las razones para celebrar: Aniversario del Nacimiento de Nuestra Madre Fundadora, El día de las Madres, el regreso a nuestro plantel educativo después de un buen tiempo fuera de el. A esta experiencia le llamamos la convivencia de Gratitud

La Jornada empezó con el recibimiento de los compañeros con música, bailes,  fotos y mucha alegría de encontrarnos como todos los días, luego nuestra acostumbrada oración esta vez con tres mujeres que nos convocan a confiar, Maria, Isabel y Madre Cándida.



Fue un día cargado de alegría, agradecimiento, esperanza y gratitud. Un verdadero compartir de familia, docentes, administrativos, padres, comunidad, todos agradecidos y confiados en que esta obra es de Dios.

 
                         

Era notoria la disposición, el compromiso, el trabajo que nos mantuvo siempre
 felices y dispuestos.

Para mí ahora que termino este ciclo con la escuela: es muy pero muy esperanzador, ver todo lo que se ha logrado en la escuela en apenas dos años, maestros/as creciendo humanamente y en disposición de seguir mejorando. Heridas sanadas, relaciones rescatadas, espacios de crecimientos más valorados y participativos. Es sin duda un nuevo renacimiento de este nuestro centro educativo, que más agradecer Dios y saber cuan importante es la presencia de la Hermanas Hijas de Jesús en este centro educativo.-

 

  
Era notoria la disposición, el compromiso, el trabajo de equipo que nos mantuvo siempre felices y dispuestos.

Para mí ahora que termino este ciclo con la escuela: es muy pero muy esperanzador, ver todo lo que se ha logrado en la escuela en apenas dos años, maestros/as creciendo humanamente y en disposición de seguir mejorando. Heridas sanadas, relaciones rescatadas, espacios de crecimientos más valorados y participativos. Es sin duda un nuevo renacimiento de este nuestro centro educativo, que más agradecer Dios y saber cuan importante es la presencia de la Hermanas Hijas de Jesús en este centro educativo.-

De verdad que “Dios ha estado grande con nosotros”, no hay mejor resumen que esta frase. Yo no puedo explicar con palabra humana lo agradecido que estoy primero con Dios y luego con las hermanas que aun creen en la educación de los mas pobres y marginados como los niños /as de la Ciénaga.

 No quiero dejar de mencionar la alegría manifestada por todo el personal en esta celebración, de verdad era necesario este espacio en donde pudimos valorar el trabajo que cada uno hizo y el esfuerzo para que los mas necesitados los niños no perdieran este año escolar.

Los docentes y todo el personal participaban activamente en todas las actividades, Juego, Bailes, Canto, compartir etc. Una experiencia que nos marcara para toda la vida.

Jesús Ulerio Reyes
Sub-Director
Escuela Virgen del Carmen
21 Año de Servicio.-

 

jueves, 1 de junio de 2017

¡SANTA CANDIDA MARIA VIVE!


EN GUACHUPITA:   ESCUELA SAN MARTIN DE PORRES




EN  LA CIENAGA:  ESCUELA VIRGEN DEL CARMEN



EN LOS MINAS:  POLITECNICO VIRGEN DE LA ALTAGRACIA