domingo, 30 de septiembre de 2018

"Dios ha estado grande con nosotros y estamos alegres"



Un grupo de trece estudiantes de la Escuela San Martín de Porres, Santiago, han terminado el proceso de catequesis para recibir los Sacramentos.  En  nuestra escuela, ocho de ellos recibieron el sacramento del Bautizo, todo el grupo el sacramento de la Confirmación en las fiestas patronales de nuestra Parroquia San Gabriel Arcangel.

Una vez más nuestros alumnos han demostrado que con Amor y Voluntad podemos lograr nuestras metas, con la Gracia de Jesús nuestro Señor y la Intersección de nuestra Santa Cándida Maria de Jesús. Felicidades queridos. A Dios la Gloria. 🙏

Estamos Alegres😊🔥🤗🌞💓🕺🏃‍♀🔥💃👫💖💥🌹⚡🔥Que el fuego🔥del Espíritu Santo siempre esté encendido en sus corazones y que siempre sigan el camino que los conduce al Padre Dios🔥🔥🔥🔥🔥 
Ivelisse Núñez., maestra San Martin de Porres, Santiago

jueves, 27 de septiembre de 2018

Curso de Renovación: tras la experiencia de Ejercicios Espirituales


En plena quinta semana... tratando de hacer vida la contemplación para alcanzar amor... damos gracias a Dios y a las mediaciones que ha puesto en nuestro camino: Juan Miguel Zaldua sj (Potxi) que nos invitó a recarismatizar la vocación... y Clara Echarte, que también ha ido acompañándonos.

Y compartimos algo de lo que Dios ha ido haciendo en nosotras...

María- Doy gracias por cada hija de la Madre Cándida. Me llena de alegría por tu presencia que tengamos el mismo ideal y la misma Fe. 

Assumpta - Que el espíritu nos derrame su agua viva. 

Ángeles - Jesús es mi guía y me ayuda para amar más a fondo a Él y a los hombres con los mismos sentimientos de Cristo. 

Judith

- Be humble and always seek God’s forgiving love. 

- A journey of pain… a taste of joy to be like you… 

- … and act of goodness touches a thousand lives… 

- Fully immersed in the person of Jesus… 

- Tender loving care of the father... 

Cecilia 

- Soy hija llamada y enamorada de Jesús. 

- Cuando el corazón está lleno del amor de Dios las palabras no bastan. 

Tomelina 

- Sospeitar del Dios assim mayor herencia da missiom. 

- Bem aventurada aquela que acreditou porque vai acontecer o que o Senhor prometeu.

Teresa - Corage, “soy yo”; aprender a caminar con el Resucitado día a día. 

Ana - Norengana joango gara, Jauna? Betiko bizia dute zure hitzak. // ¿A dónde iremos, Señor? Solo Tú tienes palabras de vida eterna. 

Elvenia - Continuamos a recarismatizar nuestro caarisma en nuestra vida entera. 

Matilde 

- Gracias Padre por tu paso dando vida, regalando esperanza, fecundando la historia y ensanchando mi corazón para vivir siempre em salida hacia ti. 

- Tener conciencia de que Jesús nos ama y por eso podemos estar abiertas por la llamada del Señor

Rosa Espinosa - Cuando el silencio habla, la vida se transforma. Dios se hace silencio para que nuestras vidas hablen de su presencia que se manifiesta en la cercania, fraternidad, deseos del corazón, solidaridad, acogida y el corazón universal. 

Lory - Gracias a Dios. 

Beatriz - Él ES y ESTÁ siempre... en toda circunstancia.

- Tengo La luz que no lo se paga MI LLAMADA: Tengo la luz que no apaga mi llamada

Rachel 

- Podemos vivir su amor con fidelidad para ayudarnos a amar como Él. 

- Dios se asegura de que me sienta amada en todo momento, de todas las maneras posibles.

Smeng - Dios es un Dios amoroso. Él es y siempre será. The encompassing Love of God refreshes one’ soul!

Adriana - Amar más al Señor y seguirle hasta el fin… 

Norma - Gratitud por su amor y fidelidad. Mujeres distinguidas por El amor. Posturas definidas desde el amor fiel. Cuidado de la vida. Hacia adelante. 

Yvelisse - La Bondad y el Amor del Señor sostienen mi vida y me envía a ser Buena Noticia. 

Aspirantes de Brasil-Caribe (III) - Madelyn Núñez






































Soy Madelyn Núñez, Dominicana, 19 años de edad, y curso mi segundo semestre en la facultad de Ciencias de la Salud, en la carrera de Enfermería. 

Inicié la experiencia de Aspirantado con las Hijas de Jesús el 7 de enero de 2018, en el antiguo Noviciado Madre Cándida, Licey al medio. 

Estos 8 meses han sido de mucho ahondar en mi historia, ir viendo mi vida, mis temores, miedos, deseos; de ir haciendo camino, sintiendo a Dios cada vez más cercano, acompañándome en cada paso, animándome, disponiendo todo mi ser para elegir lo que más me conduce a Él, dando claridad a mi mirada y dándome la esperanza necesaria para continuar mi camino de fe. 

Siento mucha gratitud por los movimientos interiores que se van dando, que me mantienen en constante búsqueda, y que también van siendo confirmación de la elección motivada por el deseo de EN TODO AMAR Y SERVIR.

Aspirantes de Brasil-Caribe (II) - Diomaris R. Tolentino Soto




¡Hola! Soy Diomaris R. Tolentino Soto, Dominicana, 23 años de edad. Estoy realizando mi tesis de grado para concluir mis estudios de Educación Inicial en la Universidad Católica Santo Domingo (UCSD). El 7 de enero vine a vivir la experiencia del aspirantado con las Hijas de Jesús, a quienes conocí a través de una compañera de trabajo que fue alumna y vocacionada y me dio la referencia de la hna. Melba Neris, a quien conocí a través de las hermanas salesianas hacía unos dos años. 

Ahora estoy trabajando en la Escuela Técnica San Martín de Porres. Al resumir la experiencia de estos 8 meses, es complicado para mí, si me pongo a pensar lo vivido como un cálculo de cuánto he logrado o no, si he crecido, si me ha costado o no mi proceso interior... Pero se hace tan sencillo si abro mis ojos y siento que hay un cambio en mi mirada, cuando siento que al prestar atención lo que llega a mis oídos no son sólo palabras, sino historias con sentimientos, y siento que aprendo a apreciar lo detallista que es la vida al compartirla cada día, cada momento, con mis compañeras y hermanas, con el pueblo, con la familia... El sentir se resume en una libertad que abre puertas y que cierra también, en un amor que busca encontrar al Amado que me amó primero. Me conozco más, he ido viendo mi historia como historia de salvación. 

Llegué con muchos miedos y con muchos deseos y he ido discerniéndolos. Ha sido de mucha ayuda tener con quienes compartirlos. No tengo certeza de dónde esté mañana, pero hoy estoy haciendo esta experiencia y me siento animada a seguir buscando más de lo que Él tiene para mí, más de su voluntad para mí.

Aspirantes de Brasil-Caribe (I) - Santa Maribel Adón Santos

¡Hola! Soy Santa Maribel Adon Santos, pero todos me conocen por Dianny. Dominicana, 24 años, Licenciada en Contabilidad por la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) y actualmente trabajo en el Instituto Politécnica Nuestra Señora de las Mercedes, en Santiago de los Caballeros.

Inicié la experiencia del Aspirantado con las Hijas de Jesús el 7 de enero del presente año. Para mí esta experiencia ha sido: salir de mí, encuentro, conocimiento de mi misma, alegría, libertad, dolor, miedo, compañía, confianza, entrega, esperanza…

Salir de mí. Siempre he sido un poco cerrada en eso de darme oportunidad, pero lo que sentía y siento me lanzó a buscar y, es por lo que estoy aquí hoy. Viviendo esto que nunca imaginé y que poco a poco me ha ido enamorando. Ha sido encuentro con Jesús tan humano que me llama con todas mis imperfecciones a seguirle y colaborar en la construcción del Reino. Encuentro conmigo misma, esa que estaba perdida tratando de buscar cosas que la hicieran encontrarse, que la hicieran llenarse, cosas fuera, cuando en realidad, todo estaba dentro gritando para ser escuchado.

En esta experiencia he ido descubriendo cosas de mí que ignoraba, que no quería ver o simplemente reconocer, cosas que me llenan de alegría y paz, otras no tanto, pero, me dan esperanza y que me hacen confiar al saber que desde ahí también Jesús me llama. Con esta experiencia siento que soy yo misma, puedo reconocer lo que me pasa, ser libre de sentirlo, de expresarlo, y siento que es una de las mayores gracias recibidas.

Esta experiencia ha sido también compañía, caminos con otras, mis compañeras y hermanas. Es saber que desde la lucha de cada una, hay alguien ahí que también va contigo, que te acompaña y acoge como eres. Que desde el silencio, la sonrisa, el abrazo, los pleitos, el pan compartido, la oración comunitaria, va haciendo que cada día me sienta más en casa, cada día más en familia.

¡Pues que más decir! Estoy en proceso, estoy viviendo, voy haciendo camino con Jesús, sigo descubriendo cada vez un Jesús muy distinto al que conocía, un Jesús que me enamora, y que hoy decido seguir.

jueves, 6 de septiembre de 2018

APERTURA – RENOVACIÓN - SABIDURÍA



Iniciamos la apertura al Curso de Renovación dando Gracias al Cuerpo Congregacional por invitarnos y al Espíritu por abrirnos y darnos su gracia para acoger con alegría la invitación de volver a la raíz de nuestra vocación, a renovar el amor primero invadidas de esa fuerza que nace de relativizar nuestras certezas. 




























Este será tiempo de reconocer la necedad en que se pueden transformar nuestras seguridades, si nos impiden vivir en tónica de salida y nos encierran en nuestros saberes.

Este camino de renovación que iniciamos hoy vinculado a este tiempo de Congregación General XVIII, nos pide mirar el mundo como la Trinidad lo mira y reaprender desde esa mirada a situarnos en él desde lo que somos, conscientes de que sólo creyéndole a Dios seguiremos lanzando las redes.

Nuestro gozo y alegría se sustenta en la esperanza de que el Espíritu irá despojándonos de todo lo que no es Cristo, para poder saborear la sabiduría de la que hoy nos habla San Pablo.
Matilde Polanco,FI e Yvelisse Tavárez,FI









jueves, 30 de agosto de 2018

Carta de Santa Cándida a los educadores


La Purísima Virgen nos cubra con su manto

Mi muy amados hermanos/as.

Que la gracia y la ternura de Dios llene de sabiduría sus corazones.

¡Cuánto me he alegrado al verles en estos días, tan comprometidos y responsables en esta jornada de capacitación, buscando juntos métodos  y estrategias para más y mejor contribuir en la formación de los niños y jóvenes. Bendito sea Dios por todos.

Es difícil condensar en una palabra todo lo que llevo dentro y decirles a todos.

¡Cómo me gustaría saber que todos ustedes conocen y aman a Jesús y le siguen muy de cerca! Siempre he deseado que todos ustedes conozcan a Dios como Padre y se sintieran de verdad sus hijos y así hermanos y hermanas unos de otros.

Pido a Dios que todos se sientan miembro de esta gran familia. Siempre desee también tener un corazón y generoso con todos, especialmente con los más necesitados. Ustedes tienen hoy cerca, personas que sufren, que carecen de salud, condiciones dignas, carecen de fe, les pido desde el corazón y por Jesús que se comprometan con ellos!

La misión que hoy compartimos, educar al estilo de Jesús, no es nada fácil, pero no se desanimen que la obra no es de ustedes es de Dios. Confíen siempre y dejen todo en las manos de tan buen PADRE.  No dejen que los problemas, las dificultades de la vida te alejen de Jesús. Él te ama siempre y nunca deja de sostenerte.

Que María, que siempre fue estrella de mis caminos o sea también de ustedes. Ella les conducirá, como a mí, hacia Cristo, por las sendas de la entrega generosa, de la justicia, del amor, de la fraternidad, por los caminos de la disponibilidad.

Que ella les cubra ahora y siempre con su manto.

Cándida María de Jesús.

martes, 14 de agosto de 2018

"Los rostros de amor están en Elías Piña"

El amor verdadero de Cristo se refleja en los más pobres. En los que te despiertan por la mañana con una sonrisa, en los que te dicen un “¡Buenos días!”, llenos de esperanza, en los que con tan solo una mirada te pueden decir todo. Así es Elías Piña (El Valle, Rosa de la Piedra, Plan Café y La Laguna). Son personas humildes y de gran corazón.



¡Y qué me dices de los niños! Su ternura y alegría te cambia la vida. Desde el primer día, nos recibieron con mucho amor y cariño. 
Nos tomaban de las manos sin preguntarnos, sin conocernos, buscan ese calor humano que solo dos o más personas pueden dar. Su confianza, tan hermosa para conmigo y mis compañeros, hacía que mi corazón se inundara de amor por ellos.


Con ellos aprendí que no se necesita mucho para ser feliz. Que verdaderamente es con menos que tenemos más. Solo basta aire en los pulmones para jugar, tener agua, comida y un techo sobre la cabeza para ser feliz. Ellos, los niños y las familias, te enseñan eso. Vivir con lo esencial, vivir con lo que te hace feliz. Ese regalo me lo hizo Elías Piña.

Por eso te invito, para que vivas esta experiencia. Es una comunidad, que sin duda alguna, te robará el corazón y te agradecerán desde lo más profundo de su ser la ayuda que le puedas brindar. 


Recuerda, "no hay regalo más hermoso, que encontrarse con el amor de Dios en otros rostros".






Para culminar les comparto esta frase “La revolución del amor comienza con una sonrisa” - Santa Madre Teresa de Calcuta.

Mariola Cortés, Misionera de Puerto Rico 

jueves, 9 de agosto de 2018

"Estar y amar con el corazón en las manos"


La vida se compone de momentos llenos de emociones y sentimientos, unos buenos y otros no tan buenos.

Hace una semana se ha terminado una experiencia que llevaba tiempo queriendo disfrutar, con esfuerzo y decisión pude llevarla a cabo. Han sido 36 días, solo eso, pero en mí, esos pocos días, van a estar hasta el fin de mis recuerdos. Momentos muy diferentes con respecto a mis experiencias vividas hasta ahora. 

Emociones, sentimientos y pensamientos encontrados por primera vez, un primer choque con una de las innumerables realidades existentes en el mundo. Mundo del que todos formamos parte, y apenas conocemos más allá de nuestros pasos más cercanos. Sigo sin conocer el mundo y las realidades existentes en este, y esto es posible que sea así durante mi existencia en él, pero si he podido sumergirme por unos días en una que difiere en gran medida a la que vivo día a día en mi país, España. He conocido una de las realidades que se encuentran en República Dominicana, ésta se halla en una de las partes más pobres del país, concretamente en El valle. 

Durante 36 días he tenido la oportunidad de poder ver otra forma de vida, otras necesidades muy diferentes a las que acostumbro a ver donde vivo, otra cultura y costumbres. Allí no se dan las preocupaciones que muchas de las personas, residentes en países y/o zonas del primer mundo, acostumbramos a vivir. Allí las carencias presentes son primarias, de esas necesidades depende su subsistencia. De las nuestras, en cambio, dependen aspectos totalmente relativos a nuestra subsistencia, podrán variar rasgos de nuestra vida, pero en la mayoría de las ocasiones, tenemos en nuestra mano todo el quehacer para poder vivir, y ello es: agua y comida. Además de un sistema sanitario que está a nuestra disposición cada vez que lo necesitamos.


Allí he podido vivenciar cómo se roba la infancia de los niños, no pienso que sea por el simple gusto por parte de los adultos, sino por necesidad y costumbre social, pienso que forma parte de su cultura, atendiendo a las necesidades que como comunidad presentan. Es común y cotidiano ver como los niños por la mañana se encargan de las tareas del hogar. Hogar muy diferente al que nosotros podemos idealizar.  Los niños faltan a la escuela porque tienen que trabajar o cuidar de sus hermanos más pequeños cuando sus padres están trabajando.

Vamos a ponernos en situación... y trasladar esto a mi zona de confort; ser maestra en educación infantil y que un niño de 6 años manifieste: "no he podido venir esta mañana porque he estado haciendo los oficios" entendiendo por oficio las tareas del hogar. ¿Qué haríamos? Allí la respuesta ha sido muy simple: "vale corazón, sería mejor que lo hiciesen ‘pai’ o ‘mai’, pero aprovechas la tarde aquí".

Esos niños, cuya infancia ha sido robada, merecen una atención afectuosa y digna, merecen unos cariños propios para la edad que tienen, y merecen la despreocupación y seguridad emocional que todo niño debe tener. Ese amor incondicional por parte de la madre, ese apego seguro que inducirá en su futuro a un bienestar emocional y social, unas relaciones personales satisfactorias, donde el amor y el respeto serán los dos pilares fundamentales para el vínculo con uno mismo y sus iguales. Pero ¿dónde ha quedado eso allí?, ¿eso pasa por sus mentes? Bajo mi punto de vista, la respuesta es no. ¿Tendrán otras necesidades más primarias, impidiendo alzar el pensamiento más allá? Quizás.

No sé qué he aportado allí durante mi estancia, pero sí sé qué me han aportado ellos, y es un conjunto de sentimientos y emociones indescriptibles, unos tristes, otros alegres y otros frustrantes. Me han enseñado con lo poco que se puede vivir, he valorado todo lo que en mi vida acontece, todas las personas que tengo que me aman y amo, todas las posibilidades que giran constantemente a nuestro alrededor, todas las formas de vida, de pensamiento... Todo lo válido que es todo aquello que sale desde el corazón, siendo su base el amor. 

La belleza de lo sencillo, y el simple hecho de estar y amar con el corazón en la mano. Eso es lo que me llevo.  Todos los momentos han generado en mi este sentimiento final de grandeza, satisfacción, amor, cariño, nostalgia, y melancolía.

No es necesario irnos lejos de nuestra zona de confort para llegar a esta reflexión final, pero tuve el placer de poder vivirlo y todas las experiencias suman en nuestro crecimiento personal. Con esto y con cada día... seguimos creciendo.

Doy gracias por haber compartido este sendero con mis compañeros, por haber formado esa familia durante toda nuestra estancia en El Valle, por habernos escuchado y el simple hecho de estar cuando lo hemos ido necesitando. Nuestras inquietudes y compromiso nos han unido, y ese sentimiento siempre permanecerá en nosotros.

Agradezco la presencia y fuerza de Dios en todo este camino y a las Hijas de Jesús por el  acompañamiento que nos han dado.

Laura García.

miércoles, 8 de agosto de 2018

Encuentro con la familia de Danny y Diomaris

El día 5 nos encontramos con la familia de Danny y Diomaris.  Con ellas compartimos momentos muy agradables, desde el instante en que llegamos y nos recibieron con una acogida cargada de afecto, sencillez y buen sentido del humor. 


Fue un día espléndido adornado por la lluvia que empapaba la tierra.  En cada abrazo compartido nos sentiamos una con cada miembro de la familia. 

En todo el recorrido tuvimos la oportunidad de participar de la celebración eucarística en Peralvillo, una parroquia muy animada a la que asisten personas de diversas edades. 


Es hermoso y significativo a la vez  conocer el lugar de  procedencia de nuestras jóvenes, ya que el lugar forma parte de su historia sagrada,  desde donde se lanzan a  conocer la congregación y el modo de seguir a JESÚS.

Marcelina, FI