jueves, 28 de diciembre de 2017

Cincuenta años AMANDO Y SIRVIENDO


Con espíritu de gratitud y fiesta celebramos junto a nuestras queridas hermanas Elena Grullón, Altagracia Domínguez y Encarnación Cubero sus 50 años de Vida Religiosa en nuestra Congregación Hijas de Jesús. 


La fidelidad de Dios Padre ha sido su fuerza en este largo caminar.  El se ha dignado mirarlas, cultivarlas y seleccionarlas para esta particular alianza y vivirla al estilo de Jesús y del carisma de Santa Cándida María. Ellas se han dejado alcanzar por el poniéndose en sus manos con total confianza.




Monseñor José Grullón presidió la Eucaristía, en su homilía nos animaba a ser Hijas de Jesús al estilo de Jesús: 


“Siendo Hijas de Jesús al ESTILO DE JESUS. El es nuestra herencia la cual consiste en la humanidad, la palabra de Dios, evangelizar con alegría y llegar a los más necesitados. Una persona consagrada significa ser buena administradora de la GRACIA recibida, experiencia de oración y compartir esperanza con los otros.








    

NOs unimos a la ACCION DE GRACIAS EXPRESADAS POR LAS HERMANAS:

AGRADECEMOS Y ALABAMOS A DIOS POR TANTO BIEN RECIBIDO

ACCIÓN DE GRACIAS

AGRADECEMOS LA GRACIA DE NUESTRA VOCACIÓN, el habernos llamado y colmado nuestras vidas, de los dones que El vio buenos, para servir a nuestros hermanos y hermanas, más necesitadas.

Agradecemos y alabamos a Dios por tanto bien recibido.

LA VIDA QUE DIOS HA HECHO NACER A TRAVÉS DE NUESTRA CONSAGRACIÓN, todo el bien por  los envíos recibidos, en la congregación, llegando a las personas en forma de fraternidad hecha vida, incluso a aquellas personas a quien  no llegaba nadie. 
                          Agradecemos y alabamos a Dios por tanto bien recibido.

EL DON DE LA FIDELIDAD DE ESTOS 50 AÑOS, fidelidad que ha venido  de El y ha permanecido por el amor que nos tiene.

Agradecemos y alabamos a Dios por tanto bien recibido.

A  NUESTRA CONGREGACIÓN DE LAS HIJAS DE JESÚS, que sin  conocernos y estando  iniciando la vivencia de su misión en el país, nos abrieron las puertas con tanto cariño y generosidad, favoreciéndonos vivir la ilusión y alegría de quien se lanza a lo desconocido.
Agradecemos y alabamos a Dios por tanto bien  recibido.

A CADA UNO DE USTEDES, que con su presencia fortalecen nuestra entrega y nos animan a seguir viviendo con ilusión y alegría la misión que Jesús nos sigue encomendando.

Agradecemos  y alabamos a Dios por tanto bien recibido.


No hay comentarios:

Publicar un comentario